Quien trata de escapar…

Quien trata de escapar de un dolor pasado no mirándolo, no acogiéndolo y permitiendo su espacio, o negándolo y ocultándolo bajo un montón de aparente indiferencia o felicidad disfrazada…pensando que el tiempo lo curará…lo que tan solo hace es cambiar el día de la visita para más adelante -como el que anula su visita al dentista por miedo pero al final tiene que acabar pasando por el aro- quizás la forma cambie pero el dolor en esencia seguirá siendo el mismo. Huir del miedo o del dolor lo único que puede conllevar es que cuando el cansancio sea tan grande que se tenga que parar para tomar una bocanada de aire…te acabe atrapando.

Miguel Ángel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *