La inspiración…

La inspiración no va y viene como Pedro por su casa… la inspiración siempre está disponible, nos rodea y abraza de manera constante deseosa de ser disfrutada, espera en una paciencia ilimitada alegremente a que uno acomode las circunstancias y requerimientos que facilitan su viaje hasta la conciencia del que la desea, no es más que el resultado de situar la voluntad en un “lugar” donde la inspiración es simplemente la experiencia natural de dicho posicionamiento, no creas que la inspiración es la caprichosa visita de Pedro en su antojo de ir y venir cuando y como le place porque tanto la inspiración como la falta de ella es una decisión del individuo, aunque no lo parezca.

Miguel Ángel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *