Espejo espejito…

Quien usa el argumento del “espejo” como negación de responsabilidad acerca de lo que percibe o siente interiormente y sólo lo usa para decir: “Lo que te fastidia de mi es tuyo”, como el niño pequeño que dice: “rebota rebota y en tu culo explota”…y olvida que todo lo observado incluido él es contenido de la misma Mente expresándose, se encuentra en medios caminos perdido entre un montón de teologías, filosofías, frases, experiencias y lecciones inaprendidas.

Miguel Ángel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *